Aquí

Amanda

¡Un viaje sorpresivo!

¿Se acuerdan de aquél “viejo amigo” que me encontré hace unas semanas después de ir de shopping?

Bueno, les contaré que me hicieron un secuestros express-romántico ¡Así es! Se apareció en la puerta de mi depa a las 10 de la noche un viernes y me dijo literalmente: “Arregla un bolso con ropa, nos vamos de viaje”.

Mi cara de contrariada, sumada al moño mal hecho y al pijama de polar, le indicaron que no me movería ni un cm de la puerta hasta que me explicara qué demonios quería hacer. Pues para no aburrirlas, entre risas me explicó que le prestaron una linda cabaña en Valle Nevado y que era “nuestra” por todo el fin de semana.

Para dejarlas con la intriga, les contaré el resto en mi próximo post ¡Si soy muy mala!

¡Cambio y fuera!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar